AlpinoEn 1935, Alpino comienza haciendo juguetes de madera en Gerona. Eran muy bonitos, una especie de cajitas en las que dentro había lápices de colores. Los hermanos Masats nunca imaginaron lo qué estaban a punto de empezar cuando utilizaron los trozos de madera que sobraban de la fábrica de juguetes familiar donde trabajaban y, en su cocina, elaboraron los primeros lápices y minas de colores.
 
La marca empezó a destacar en 1942. Obtuvo gran éxito y se trasladó a Barcelona en 1946. Desde entonces, Alpino siempre ha despuntado y ha estado presente en los hogares y las escuelas españolas durante generaciones, lo que les ha convertido en un referente en el mundo de la Papelería Infantil - y no sólo para niños.

 

19 Artículos

Ascendente

19 Artículos

Ascendente